Los beneficios de la estimulación musical temprana

0

 

Desde que nace, el niño se encuentra inmerso en un ambiente estético determinado; la familia aporta un importante influjo y las instituciones educativas introducen elementos que facilitan el enriquecimiento estético del pequeño. Puesto que el ser humano está preparado para conocer el mundo a través de los sentidos, los sentimientos y el intelecto, las clases de música impartidas desde la edad infantil contribuirán enormemente al desarrollo integral del individuo, pues con ellas se contribuye a: mejorar el sistema auditivo, facilitar la expresión de sentimientos e ideas, ayudar al desarrollo de la memoria, desarrollar la capacidad de enjuiciar críticamente, mejorar las capacidades motrices, potenciar las capacidades artístico- creativas, favorecer la integración socio-cultural y ampliar y mejorar las posibilidades lingüísticas.

Compartir

Sobre el autor

Los comentarios están cerrados.